document.addEventListener( 'wpcf7submit', function( event ) { alert( "Fire!" ); }, false );
Piel joven

Consejos y cuidados para piel adolescente

By junio 16, 2020 No Comments
cuidar piel adolescente

Hay que tener en cuenta que la adolescencia y, por lo tanto, la preadolescencia, se han adelantado y es importante que nuestra gente joven reciba información profesional de primera mano especialmente ahora que tienen tanto impactos a través de las redes y sabiendo que las influencers marcan sus tendencias hasta el punto de probar productos que pueden afectar negativamente a su piel, no necesariamente porque no sean productos de probada eficacia si no porque no son los adecuados para su piel o porque los tienen en exposición más tiempo del apropiado. Por eso os proponemos desde Carmen Navarro una serie de consejos que ayudarán a nuestra gente más joven a tener su piel perfecta y a evitar disgustos.

cuidar piel adolescente

El impacto de la información a la que están sometidos los más jóvenes en redes sociales puede acabar afectando a su piel también

1.Prepara la piel antes de maquillarte. Antes de aplicarse el maquillaje conviene realizar una limpieza en profundidad y aplicar crema hidratante. Por supuesto, no olvides elegir bien el maquillaje que empleas. Utiliza productos debidamente controlados y, a ser posible, que incluyan especificaciones como “hipoalergénicos” o “testados dermatológicamente”, ya que el uso de maquillajes que no respondan a los estándares de calidad puede producir dermatitis irritativas o alérgicas, así como reacciones acneiformes, muy típicas a estas edades. Si además tu piel tiene tendencia al acné, o tienes piel muy grasa deberías evitar los maquillajes oclusivos porque pueden empeorar la enfermedad. Y, por supuesto, no te acuestes sin retirar la suciedad del rostro. Aunque no te maquilles habitualmente, cada noche es necesario retirar, con un producto suave y adecuado al estado de cada piel, la suciedad acumulada durante el día. Con más motivo si se suda mucho o se vive en una ciudad.

2.Ojo con el agua micelar por norma. En el caso de optar por esta opción para desmaquillarse debemos elegir la más adecuada a las necesidades de cada piel. De hecho algunas contienen glicerina, o están aromatizadas. En los casos de pieles grasas no es suficiente el uso del agua micelar ya que necesitan una higiene más intensa. En el caso de la piel seca el agua no es su mejor aliada. No quiere decir que no se pueda usar nunca pero sí que hay otras opciones como la leche limpiadora  que aportan un extra de hidratación a esas pieles más secas.

Cada piel es única y necesita unos cuidados específicos, sigue consejos solamente de profesionales

3.Si tienes una piel sensible o deshidratada lo más aconsejable es la leche limpiadora. En primer lugar porque contienen propiedades hidratantes además de limpiadoras y no resecan como ocurre con los geles. Además arrastra todas las impurezas acumuladas durante el día y no solo el maquillaje. De hecho, el agua micelar quita la grasa propia de la piel y suciedad acumulada pero no arrastra como la leche limpiadora.

4.Jamás utilices un cosmético que no te haya sido prescrito por un especialista en piel. Es una premisa que debes cumplir, especialmente si tu sensibilidad cutánea es evidente. No utilices los cosméticos por que les vayan bien a tus amigos, familiares o celebrities a las que sigues en redes. Cada piel tiene unas necesidades específicas y puedes empeorar su estado si no utilizas los productos adecuados. Lo dicen todos los expertos: si quieres evitar disgustos y consecuencias negativas, siempre debes seguir las recomendaciones de un especialista en piel y en cosmética, y seguir sus indicaciones.

cuidar piel adolescente

Evita causar daño a tu piel por seguir tratamientos en redes sociales, recuerda que solo los profesionales de este ámbito podrán asesorarte sin que tu piel corra riesgos

5.No sigas al pie de la letra todos los consejos o tratamientos que ves en Instagram o en las redes. Uno de los errores más comunes es dejar en exposición más tiempo del debido mascarillas que pueden llegar a provocar irritaciones y molestias en la piel. Cada piel es un mundo y puedes causarte incluso quemaduras.

6.Si a pesar de las recomendaciones te pasa, debes tomar medidas para evitar la tragedia cutánea. Ante una piel enrojecida, jamás hay que emplear, por ejemplo, jabón al ducharse. Y el agua no debe superar los 28 grados centígrados. Tras el agua dulce, es indispensable calmar la piel. Lo ideal es utilizar lociones ricas en vitaminas E y F, que contribuyen a restauran el manto hidrolipídico.

7.No te pases con la temperatura en la ducha. Nada más placentero que una ducha caliente, pero recuerda que el agua por encima de la temperatura corporal es una de las principales causas de deshidratación epidérmica, y si lo sumas al uso de jabones demasiado agresivos puedes alterar el pH de la piel, incluso conducirte a una dermatitis atópica.

8.Un consejo para tu alimentación diaria. Evita los precocinados aunque se anuncien como bajos en grasa o sin azúcar. Los alimentos procesados contienen carbohidratos y azúcares refinados, que han sido relacionados científicamente con el acné y, aunque ahora te suene a algo lejano por tu edad, pueden provocar envejecimiento prematuro.

9.No creas que dormir poco no afecta a tu piel. Las células del cuerpo se regeneran durante el sueño, así que si no duermes lo suficiente, la renovación celular, incluidas las células de la piel, se detiene y puede provocar bolsas, ojeras, enrojecimiento ocular… Además, la falta de sueño afecta la función de barrera natural de la piel y puede causar sensibilidad a las irritaciones.