Belleza

Brumas faciales, guía práctica para elegir la más adecuada

By agosto 3, 2021 No Comments
brumas faciales

Prácticas, cómodas y con tantas funciones como necesidades tiene tu piel. Las brumas faciales o facial mist, más allá de refrescar en verano, tienen infinidad de usos. Solo hay que saber elegir la más adecuada en cada momento.

Las brumas faciales son por eso un magnífico aliado para nuestra piel en verano pero también en otros momentos del año. Se han convertido en una solución de textura fina, fácil de llevar a cualquier parte (ya que muchas viene en formato compacto, de envase irrompible ideales para llevar en el bolso -ready to go-, y se pueden pulverizar incluso sobre el maquillaje…), por lo que, más allá de refrescarnos en aquellos días en los que el sol abrasa, son un aliado de belleza perfecto.

brumas faciales

Las brumas faciales o facial mist tienen infinidad de usos. En Centro de Belleza Carmen Navarro te contamos cómo usarlas.

Tantas funciones como puedas imaginar

Cuando se trata de refrescar son ideales las que contienen aloe vera, (una fuente de hidratación, antioxidantes y propiedades regeneradoras) glicerina (para potenciar los mecanismos propios de hidratación de la piel y mejorar la función de barrera), y ruibarbo (para potenciar los mecanismos propios de hidratación de la piel y mejorar la función de barrera). Además, previenen la irritación y facilitan la renovación de tejidos, calmando y reduciendo el enrojecimiento.

Si lo que buscamos es un extra de hidratación, el ácido hialurónico hidrolizado que penetra en las capas profundas de la piel logra una mayor hidratación, y mejora la firmeza. Pero es clave elegir la bruma según el tipo de piel. Si es seca, recuerda, en primer lugar que carece de humectantes o lo que es lo mismo, carece de pocas proteínas que retengan el agua y por eso se evapora rápidamente en la superficie. Y, en estos casos, las brumas faciales provocan mayor evaporación ya que la piel no retiene el agua necesaria y resecan aún más la piel. Si, a pesar de todo, la utilizas recuerda que debe contener ácido hialurónico y/o glicerina, o ceramidas que te ayuden a reducir la sequedad y fortalecer la barrera cutánea.

En el caso de una piel sensible, recomendamos también aloe vera. En el resto de pieles, puedes animarte con las que contienen aceite de cáñamo y aceite de oliva, que ademas de hidratar, refrescan y de Vitamina E, si lo que quieres es prevenir el envejecimiento prematuro.

Para calmar la piel, el agua de rosas es el ingrediente estrella de las brumas faciales y podemos emplearlo como tónico para equilibrar el pH. También es magnífica la Vitamina B5 que, además de hidratar, regenera y calma.

Para asegurarnos de que fijan el maquillaje, funciona el agua de coco que prepara, fija y refresca mientras revitaliza y mantiene la piel hidratada en todo momento. Pueden servir incluso como base y para fijar y asegurar la larga duración del maquillaje.

Antimanchas, ideales las que contienen extracto de limón orgánico obtenido por destilación, y las que se convierten en un agua biomimética, con una total afinidad con las células cutáneas del rostro. Ayuda a activar las enzimas encargadas de eliminar sustancias tóxicas y radicales libres. Y disminuye significativamente la actividad de la tirosinasa (una enzima presente en el tejido que cataliza la producción de melanina), para luchar contra las manchas marrones, y vuelve a activar la luminosidad y el aspecto saludable de la tez. Además es una magnífica barrera antipolución.

De aloe vera, glicerina, ruibarbo… diferentes brumas faciales con diferentes componentes para cada momento.

 

Para aliviar pieles sensibles, cuando proceden de aguas termales, contienen propiedades minero medicinales ya que están enriquecidas con minerales y oligoelementos que la piel necesita y son capaces de penetrar en las capas más profundas. Reparan, calman e hidratan.

Para protegernos de los rayos UV, neutralizan el estrés oxidativo inducido por estos rayos para que la piel se sienta confortable y tersa.

Como antiinflamatoria, gracias a sus principios activos botánicos como el agua de Azahar, o el Hammamelis…

Para ayudarte a dormir, te relaja y te facilita que disfrutes de un buen sueño reparador, ideales si además de nutrir y regenerar, calman gracias al jazmín, la lavanda (ideal para combatir el insomnio o controlar el estrés por su aroma agradable y por sus efectos calmantes), la camomila (por sus propiedades relajantes y ligeramente sedativas que ayudan a tratar el insomnio y la ansiedad y la onagra (hidrata, calma y regenera)o el complejo relajante formado por magnesio y flores de loto azul y blanca.

¿Cómo aplicar una bruma facial?

Después de la limpieza y antes de tu sérum y tu crema hidratante. Cuando lo que buscas es que fije tu maquillaje utilízala al finalizar para que cumpla su función.

Pero no olvides que también puedes llevarla en el bolso y usarla en cualquier momento cuando necesites recuperar el confort perdido, hidratar, o matizar.