Celulitis

Los consejos para evitar la celulitis nunca están de más. Pequeños gestos como evitar cruzar las piernas e intentar levantarse cada media hora para caminar un poco y estirar los músculos son de gran ayuda.

Granos en primavera

En época de alergias los granos se pueden acentuar. Mi recomendación es una mascarilla casera a base de zumo de limón. Para hacerlo, se debe partir un limón por la mitad y exprimir un poco de zumo. Añadir media cucharada de azúcar y unas gotas de aceite. Aplicar en el rostro y retirar con agua tibia pasados cinco minutos.

Rodillas y codos

Para suavizar y mejorar codos o rodillas rugosos, siempre propongo un remedio casero – y muy eficaz. Antes de ir a dormir, se puede aplicar zumo de limón sobre la zona (o bien se frota medio limón en el área), y una vez que se deja actuar un rato, extender una capa de vaselina. Si se deja actuar durante toda la noche, por la mañana se lucen codos y rodillas mucho más suaves.

Circulación

Hay una forma sencilla y barata de combatir los problemas de circulación y la flacidez: ¡el agua fría! Aunque cueste, nada como acabar la ducha diaria con un buen chorro de agua fría (no tiene por qué estar helada, pero si fresca) en piernas y caderas. Se debe empezar siempre, siempre en los tobillos y dirigir el chorro hacia arriba, en dirección al corazón, para estimular la circulación de retorno.

Aceite de Rosa de Mosqueta

Entre los múltiples beneficios del aceite de rosa de mosqueta destacan sus poderosas propiedades para rejuvenecer cuello y escote. Solo hay que aplicarlo en la zona y masajear de abajo a arriba suavemente haciendo presiones con las yemas de los dedos durante 15 minutos, hasta que se absorba por completo. Para que la piel se vuelva más tersa y jugosa conviene repetir cuatro veces a la semana.

Celulitis

Pellizcar de vez en cuando tus muslos puede que no sea un consejo muy agradable, pero es un buen sistema para movilizar el tejido adiposo y mantener a raya la celulitis.

El sueño

Un secreto de belleza infalible: dormir bien, entre siete y ocho horas. Este consejo tan manido es, sin duda, la clave a la hora de lucir una piel bella. Al descansar el flujo sanguíneo aumenta, se eliminan toxinas y la piel se regenera. Las infusiones relajantes antes de acostarse son grandes aliadas para los que tienen problemas para conciliar el sueño.

Contorno de ojos

¿Cuándo se debe empezar a usar la crema para el contorno de los ojos? Mi consejo es comenzar a partir de los 25 años. Se debe aplicar siempre mediante suaves golpecitos con el dedo anular, dado que es el que menos fuerza posee, y sólo en el área de las patas de gallo, sin extender la crema sobre el párpado.

Caldo depurativo

Los caldos depurativos son perfectos para desintoxicar el organismo después de un fin de semana de excesos. Esta es una de mis recetas preferidas: rehogar en una olla un poco de cebolla, apio, puerro y nabo. Echar agua y un poco de sal y dejar hervir durante 20 minutos. Por último, batir.

Los ojos

Fatiga, mirada cansada, ojeras… Hay muchos trucos para aliviar estos síntomas: desde colocar sobre los ojos bolsas de infusión de manzanilla templadas, hasta algodón empapado en leche fría o rodajas de pepino recién sacado de la nevera… Todos estos ingredientes son fáciles de encontrar en cualquier despensa y también grandes aliados para deshinchar los ojos.

La tripa

La tripa está muy relacionada con la posición de la espalda. Por ello, uno de mis consejos para lograr un abdomen firme es concentrarse en meter tripa, erguir los hombros y colocar el cuello en su sitio.

Anticelulítico

Para sacar el máximo partido al anticelulítico es necesario aplicarlo correctamente. Hay que extenderlo con un masaje circular desde abajo hasta arriba de las piernas, presionando con los nudillos para romper las acumulaciones de grasa.

Anticelulítico

Para potenciar la eficacia de los productos anticelulíticos, conviene, antes de aplicar el producto, pasar un guante de crin por toda la zona a tratar. Así se consigue eliminar células muertas y los ingredientes activos del cosmético penetran mejor en la piel multiplicando sus beneficios.

Lavarse por dentro

Igual que nos lavamos por fuera cada mañana hay que hacerlo por dentro. Un zumo de limón con un poco de agua caliente o templada en ayunas es perfecto para eliminar toxinas. Para que haga su efecto sobre el organismo es mejor que no se mezcle con alimentos, por lo que es bueno dejar pasar unos quince minutos antes de desayunar.

Rayos solares

¡El sol está teniendo muy mala prensa últimamente! Y creo que hay verle el lado positivo: carga las pilas estimulando la síntesis de vitamina D y tranquiliza el organismo. Yo siempre recomiendo un paseo al sol, eso sí, sin olvidar nunca aplicar el protector solar.

El agua

Se escucha constantemente que hay que beber mucho agua, pero poco sobre los horarios en los que debe hacerse. Es recomendable limitar su ingesta a partir las siete de la tarde ya que por la noche el organismo no la elimina tan fácilmente y hay más riesgo de sufrir retención de líquidos.

Ojeras

Truco para combatir las ojeras: Cortar unas rodajas de patata y colocarlas sobre los ojos durante 20 minutos. La patata posee propiedades desinflamantes, mejora la circulación y absorbe el exceso de calor, por lo que además resulta muy relajante.

Rutina saludable

Para sacarle el máximo partido a los tratamientos se deben acompañar con una rutina saludable: Andar al menos media hora al día, seguir una dieta baja en grasas, beber dos litros de agua al día, complementar los tratamientos con nutricosmética y cremas anticelulíticas, reductoras o reafirmantes, según las necesidades.

Salud

Tomar a media mañana un vaso de agua con una cucharada de bicarbonato y unas gotas de limón tiene grandes beneficios para deshinchar y mejorar la salud del organismo. Tomar este preparado no solo da sensación de ligereza al cuerpo, sino que además contribuye a alcalinizar el organismo y combatir los ácidos que normalmente se acumulan en el tubo digestivo.

Anti bolsas

Las personas que padecen bolsas de ojos no deben aplicar el contorno en esta zona ya que agravarán el problema.

Envejecimiento

Por una forma de vida saludable. Al contrario de lo que se cree, la genética no es la mayor responsable de los signos de envejecimiento de la piel. Su contribución es solo del 25%, mientras que los factores externos influyen ¡en el 75% restante! El secreto es comenzar a cuidarse desde ya evitando factores que deterioran tu piel como el sol, tabaco, estrés y comida basura.

Gimnasia facial

Gimnasia facial para entrenar este fin de semana. Yo lo llamo "ejercicio a la francesa" y consiste en pronunciar de manera exagerada las letras "u" e "i". La "u" como si se soplara y la "i" como si se sonriera. Resultado: mejillas y pómulos se endurecen.

Especias

Sustituir la sal por especias está lleno de ventajas: además de llenar los platos de sabor ayuda a quemar calorías. Cayena, ajo en polvo, pimienta, canela… Todas ellas contribuyen a mantener el ritmo metabólico elevado y quemar grasas.

Fin de semana

Los bolsos de fiesta suelen ser pequeños, pero hay algo que nunca ha de faltar: un tarrito pequeño de vaselina. Además de hacer los labios más jugosos, sirve para domar las cejas y calmar los doloridos pies en cualquier momento de la noche.

Los paseos

Una caminata es una forma genial de terminar el día. Además de ayudar a mantenernos en forma, los grandes paseos ayudan a eliminar tensiones, conectar con uno mismo y aclarar la mente.

Bolsas de ojos

Las bolsas de los ojos son un antiestético problema que puede llegar a obsesionar a quienes lo padecen. Dormir con una almohada más alta de lo normal puede ser de gran ayuda, ya que tener la cabeza un poco levantada evita la retención de líquidos en la zona.

Celulitis

Si eres de esa gran mayoría de mujeres que padece celulitis te propongo una mascarilla casera que mejora mucho este antiéstetico problema: Mezcla 100 cm3 de aceite de oliva, 10 cm3 de tintura árnica (ortigas o pimiento rojo) y 10 cm3 de tintura de centella. Masajea bien sobre la zona que deseas tratar durante diez minutos, envuélvela con film transparente y deja actuar una hora. Puedes ponerte unos leggins o unas medias encima para estar más cómoda.